El boicot de grandes anunciantes contra Facebook no para. En plena lucha por el discurso del odio y la disputa sobre la libertad de expresión, para Facebook se ha convertido en el último objetivo. Tras las decisiones de Twitter, YouTube de tomar distintas medidas para intentar detener la manifestación de mensajes alusivos con racismo, homofobia(entre otros) en sus espacios, ahora los anunciantes señalan a Mark Zuckerberg y su inmenso conglomerado como el nuevo refugio de estas ideas y han lanzado un boicot que ya han apoyado más de 200 compañías, como por ejemplo: Patagonia,The North Face, Starbuck y Hershey’s informaron que suspenderían su gasto en la plataforma de redes sociales por preocupaciones acerca del manejo de desinformación y discursos de odio.

Esto al parecer paso desapercibido por varios días por los inversores de Facebook, las acciones de esta red social cayeron casi un 3% y a eso se le suma que Unilever detendría su publicidad en Facebook durante el resto del año.

Facebook no esta exento de escándalos 

Analytica Cambrige fue uno de los altercados que convocó a Mark Zuckerberg  por el Senado (comité Jurídico y Comité de Comercio, Ciencia y Transporte) y por el Congreso de Estados Unidos para dar explicaciones sobre todo lo que ha ocurrido.

¿Qué es Cambridge Analytica?

Es una empresa británica creada en 2013 dedicada al análisis y minería de datos. La compañía ha colaborado en diversas campañas políticas en Estados Unidos.

¿Qué fue lo que ocurrió y que tiene que ver Facebook?

Cambridge Analytica uso datos para sus actividades comerciales que proceden de Facebook y han sido obtenidos de una forma que vulnera los términos de uso.
El 2014, Facebook permitía a aplicaciones con fines de investigación recopilaran datos de los usuarios en el acceso a la app en cuestión y también de sus amigos (que no tenían que consentir nada). Supuestamente los datos se podían utilizar para investigación, no con fines comerciales.

Facebook restringió la API en 2014 para que no pudiera accederse tan fácil a los datos de los amigos de una cuenta sin su permiso. Pero los datos recopilados durante 2013 y 2014 son los que Cambridge Analytica está usando.

Para Facebook, no es el primer escándalo en los que se ha visto involucrado, pero nunca les afectado económicamente, lo que finalmente nos lleva a preguntarnos: ¿puede este boicot perjudicar a Facebook?

Pues la respuesta es sí, ya que la gran mayoría de sus ingresos vienen de sus anunciantes y a eso le sumamos que si no toman cartas rápidas en el asunto, la perdida de confianza podrían destruir el negocio de Mark Zuckerberg a largo plazo.

¡Comparte si te gusta!