Cuando lanzas tu sitio web, un blog o un eCommerce, imagino que esperas con ansias el aparecer automáticamente en buscadores como Google, sin embargo, este proceso no funciona por arte de mágia y lo más probable, es que tu sitio no aparezca de buenas a primeras en los buscadores.

Pero…¡No te desanimes! Acá encontrarás algunos consejos para realizar una buena estrategia de palabras clave en SEO. Esta es una poderosa herramienta que te ayudará a posicionar tu sitio web de manera orgánica, en las mejores ubicaciones de los motores de búsqueda, potenciando así tu emprendimiento y sus resultados.

¿Qué son las palabras clave o Keywords?

Las palabras clave o también conocidas como Keywords, son términos que usan los usuarios para consultar sobre distintos temas de su interés en los motores de búsqueda como Google. La idea es que las palabras clave que elijamos para posicionarnos en los primeros lugares de los buscadores, coincidan también con las necesidades que manifiesta nuestro público objetivo al momento de iniciar una búsqueda en internet.

Algunas clasificaciones de las palabras clave

1) Palabras clave de acuerdo a su composición

Principal, genéricas o Short Tail: Se refiere a las palabras clave principales que comprenden un gran volumen de búsquedas y a veces, la competencia ya se encuentra posicionada con estos términos. Además, a menor especificidad de las palabras clave, es posible que tu negocio obtenga baja o nula visibilidad, debido a que será uno más entre tantos que utilizan las mismas palabras.

Semigenéricas o Middle Tail: Este es un conjunto de palabras clave que cuenta con una especificidad mayor que la anterior. Acá es posible conseguir visibilidad, más tráfico y leads, sin embargo, es determinante ver si están siendo útiles para tu estrategia.

De cola larga o Long Tail: Este conjunto de palabras clave es más específico, no tienen un gran volumen de tráfico y abarca la idea de lo que busca nuestro público objetivo, atrayendo leads cualificados hacia nuestro sitio web. De igual forma, por tratarse de una búsqueda más concreta, contamos con una mayor posibilidad de posicionarnos en los buscadores, porque cuenta con menos competencia para los mismos términos.  

Estas tres clases de términos pueden ser útiles dependiendo de los objetivos y resultados de tu estrategia. Es importante encontrar el equilibrio en palabras clave que puedan alcanzar mayor volumen en las búsquedas y que también coincidan con una tasa baja de competencia.

2) Palabras clave orientadas a la intención de búsqueda de los usuarios

Informacionales: Son términos que los usuarios utilizan para buscar temas de cultura general, materias de estudio, entre otros.

De navegación o marca: estas palabras clave van asociadas a una búsqueda que requiere información respecto de una marca determinada.

Transaccionales: estos términos se asocian a búsquedas relacionadas con una decisión comercial de parte del usuario.

3) Palabras clave para alcanzar (o alejar) leads cualificados.

Positivas: las palabras positivas asociadas y coherentes con la marca, orientarán un tráfico cualificado a nuestro sitio web.

Negativas: estas palabras que no se asocian de manera adecuada con el tema de tu negocio, terminarán resultando en rebotes o en un tráfico no cualificado para tu sitio.

Consejos para desarrollar una buena estrategia de palabras clave en SEO

Definir los objetivos y tu buyer persona: para comenzar, es importante definir bien los objetivos de tu negocio y conocer en detalle los productos y servicios que ofreces. Asimismo, es necesario tener la claridad de a qué público nos vamos a dirigir, para determinar a qué palabras clave debes orientarte en tu estrategia para el SEO.

Auditar el SEO de tu sitio web: si ya posees uno, será de gran ayudar realizar una auditoria SEO de tus páginas, con el objetivo de detectar posibles falencias y así mejorar tus estrategias de palabras clave. Recuerda que el mercado y las tendencias digitales cambian de manera constante, por lo que debes realizar revisiones de tus estrategias encontrando oportunidades de  mejora en el tiempo.

Realiza una investigación de palabras clave o Keywords Research: este es un paso importante para determinar qué palabras utilizaremos en nuestra estrategia de contenidos y de  posicionamiento SEO.

Se puede realizar un listado de términos y apoyarse en herramientas como Google Trends, Keyword Planner de Google Ads o SEMRush, por nombras algunas de las tantas que existen en internet (el mismo Google y su autocompletado en las búsquedas o las sugerencias al final de su página, te puede ayudar también); para hacer una revisión exhaustiva de las mejores palabras clave a utilizar. También conviene ordenar estos términos y separarlos por categorías, servicios o productos ofertados en tu sitio web y organizarlas de acuerdo a una jerarquía de relevancia.

Usar las palabras clave en distintos espacios: se pueden incluir en los títulos de tu sitio web, en la descripción de éste, en la URL, en los artículos que generamos para nuestros blog ya sea en los títulos, metadescripciones, en el cuerpo del texto; como también en las categorías y etiquetas que asociemos a los contenidos. Asimismo, puedes incluir palabras clave, sinónimos o sus variaciones en enlaces internos, que lleven a otros artículos de tu blog o a otras páginas de tu sitio web.

Pero cuidado. Recuerda que estás generando contenido para tu audiencia, personas de carne y hueso, no solamente para posicionarte, por lo tanto; hay que tener cuidado con el uso excesivo y forzado de las palabras clave en un artículo.

Existen dos motivos para evitar esta conducta. Uno de ellos es que tu público objetivo podría sentirse desorientado o no entender bien el texto que le estás presentando, incentivando a que deje de leerlo. Una segunda razón, es que el exceso de palabras clave en tus artículos, puede considerarse como spam, lo que perjudicaría tu posicionamiento. Un rango aceptable de estos términos en tu contenido, se encuentra entre el 3% y el 6%.

Destacar las palabras clave: siempre se pueden utilizar recursos como las negritas, los subrayados, las cursivas, aumentar el tamaño de la fuente o ubicar los términos en un enlace interno destacado, al interior del texto.

Usar palabras clave comprensibles: utilizar términos que sean entendibles para tu audiencia y que abarquen y expliquen de manera clara los temas que trabajarás en tu estrategia de contenidos.

Darle el gusto al buscador de Google: es importante que nuestros contenidos y sus palabras clave, se orienten al tipo de material que Google prefiere mostrar. Es así que si los primeros contenidos que presenta este buscador respecto a nuestro rubro, se relacionan con imágenes o videos, deberemos considerar integrar estos formatos en nuestra estrategia. La idea es agregar las palabras clave en los títulos y en las descripciones de las fotos o del material audiovisual relacionado con nuestro negocio.

También te puede interesar este artículo: Seguimiento en Google Ads: Palabras claves y Extensiones de Anuncios

Sobran las razones para que consideres a la estrategia de palabras clave en SEO, como una gran herramienta que te ayudará a posicionar orgánicamente tu sitio web en los motores de búsqueda, generando un incremento en tus leads y conversiones. ¡Suena fantástico!. Y además aprovecho de contarte que, si lo haces bien, serás testigo de los tremendos beneficios que te traerá esta práctica en el tiempo.

Si desear profundizar en esta estrategia, te invitamos a participar en nuestro Curso de Posicionamiento SEO.

¡Comparte si te gusta!