LinkedIn es una red social centrada en el mundo de los negocios, búsqueda de empleos y con una gran oportunidad para hacer networking. Muchas empresas eligen LinkedIn para poder hacer negocios y poder conectar con su público, por esta misma razón, no deberías dejar pasar esta oportunidad de ingresar a esta plataforma y comenzar a marcar tu territorio.

En el siguiente artículo te daremos algunos unos tips infalibles que te ayudarán a diseñar una estrategia para empezar a generar contenido de calidad en la red social.

Lo primero que debes hacer es partir con lo básico: si no tienes un perfil personal ¿qué esperas para crearlo? agrega a tus colegas y amigos, comienza agregando tus aptitudes y valora la de tus cercanos, luego podrás crear tu página de empresa.

Ahora, si ya tienes tu cuenta persona, es muy importante que tu negocio cuente con un perfil de empresa, ya que así, podrás ver estadísticas de cuáles han sido tus contenidos más exitosas, también como va creciendo tu comunidad, tus visitantes y si más adelante quieres hacer anuncios, lo podrás hacer.

Para crear una página de LinkedIn:

  1. Haz clic en el icono de Empleo, en la parte superior derecha de tu página de inicio de LinkedIn.
  2. Haz clic en Crear una página de empresa. También seleccionarás esta opción si quieres crear una página para una universidad.
  3. Selecciona el tipo de página que te gustaría crear de las siguientes opciones:
  4. Introduce la información sobre la identidad de la página, los detalles sobre la empresa o institución, y los detalles del perfil.
  5. Marca la casilla de verificación para confirmar que tienes el derecho de actuar en representación de la empresa o universidad durante la creación de la página.
  6. Haz clic en Crear página.
    • Podría aparecer un mensaje de error en rojo si has creado tu cuenta de LinkedIn recientemente.
  7. Haz clic en ¡Empieza a crear tu página! para crear tu propia página.

Una buena estrategia de contenido es aquella que te permite conectar con tus potenciales clientes, a través de la creación y distribución de contenido de calidad, original y de su interés, puedes usar tus redes sociales para ello, en este caso, LinkedIn.

Recuerda que una estrategia de contenidos no pretenden concretar una venta de inmediato, si no forjar alianzas a largo plazo, tu comunidad se interesa por ti, por lo que le puedes ofrecer. Parte creando contenido relacionado al rubro de tu marca. Si no sabes cómo comenzar o dónde encontrar contenido relacionado a tu marca, existen herramientas como Feedly y Flipboard, que te pueden ayudar con esto (también puedes usar Google Trends para orientarte). Veamos algunos formatos:

Blog: Un blog te sirve muchísimo para expandirte, es un lugar donde hablas de tu experiencia, de lo que tu marca sabe, te desmarca del resto y te convierte en un líder en el rubro. Publica en tu blog y luego comparte tus artículos en tu LinkedIn. Recuerda: El titular es lo más importante, sé novedoso, experimenta y juega con esto.

Leer más: ¿Por qué necesitas un blog? conoce las principales razones

Podcast: Lo mismo sucede con los podcast, no son formatos tan complejos de crear, con audacia e inteligencia no te debe costar mucho, sigue esta guía que creamos para que puedas montar tu propio podcast desde 0. Aquí puedes lucirte con invitados o simplemente tener conversaciones interesantes con tu equipo, dónde logren opinar, entregar datos interesantes, etc.

Diseño: Si tienes problemas para crear bonitos y elegantes diseños para acompañar tu contenido, no te preocupes, existen muchas herramientas pensadas en los usuarios que no se manejan con las herramientas de diseño profesional. Aplicaciones como Canva y Spark Post, ofrecen planillas gratuitas que puedes editar con tus propios contenidos, muchas de ellas son gratuitas, así que ponte a explorar. Consejo: Para encontrar fotografías libres de derechos, puedes usar Unsplash.

¿Cuándo y cuánto publicar? mucho depende de tu público objetivo, nuestra recomendación es que experimentes en esta área, vayas probando distintos horarios de publicación y luego mide la efectividad. Ten en cuenta no excederte con la cantidad de publicaciones a la semana, no más de una vez al día, no queremos molestar, queremos aportar, considera publicar 3 veces a la semana, al menos para comenzar.

Recuerda: ¡Metas realistas y logrables! Una vez finalizado un periodo de un mes, por ejemplo, deberás prestarle atención y analizar las métricas que esta plataforma te ofrece, por lo que te ayudará a tener una estrategia certera al momento de publicar tu contenido, te ayudará mejorar la interacción con tu comunidad, ver lo que funcionó y lo que no, saber si creciste en cuanto a seguidores o te estacaste.

Ya sabes lo básico, ahora ¡ve y conquista LinkedIn con el mejor contenido que puedas ofrecer! Te estaremos observando.

¡Comparte si te gusta!