email marketing

¿Te has preguntado por qué tus campañas de email marketing no están dando buenos resultados? ¿tasa de apertura muy baja? ¿alto porcentaje de cancelación de suscripciones? ¡Algo no estarás haciendo correctamente! Veamos algunos de los errores más comunes al momento de preparar, enviar y analizar una campaña de email marketing.

1. Comprar base de datos

Comencemos por uno de los errores más comunes dentro de la industria: comprar base de datos. Reflexionemos con este ejemplo: Un día se acerca José Miguel al área de marketing, el sujeto es gerente comercial y le comenta a su equipo que compró una base de datos de un millón de contactos a un amigo, por tan solo 300 mil pesos, ¿una ganga, no? Lo cierto es que José Miguel no se dio cuenta que la base que compró no tiene el menor interés en el producto que ofrece su empresa, pero no le importa, piensa que si al menos el 1% de las personas se interesan, la inversión está justificada. Error, lo que único que logrará es que marquen como spam el dominio de su sitio web, arruinen su reputación, queden en lista negra y hasta ahí llegó tu campaña de email marketing, todo tus esfuerzos a spam.

Comprar bases de dato parece atractivo si estás comenzando, pero es una pésima idea a largo plazo. Estamos hablando de contactos que no te han dado su consentimiento y como ya dijimos, no están interesados en tu producto o servicio. Si quieres comenzar a recopilar una base de datos robusta y útil, tendrás que hacerlo de forma correcta, creando un newsletter en tu sitio web, ofreciendo algo de valor a tus potenciales clientes a cambio de sus datos, existen muchas estrategias que puedes usar para construir una buena base de datos, real y útil.

2. No personalizar el asunto y el contenido

Te llegan una decena de correos al día, entre los que son trabajo, personales y promociones ¿recuerdas cuál fue el último correo con alguna oferta que abriste? Lo más probable es que te llamó la atención su asunto y recién ahí entraste. Bueno, así de importante es el asunto en el envío de un mailing. Es por eso que debes ser original y si tu plataforma lo permite, personalizarlo, por ejemplo puedes agregar el nombre del usuario en el asunto, ejemplo: “Hola Ignacio, tenemos una sorpresa para ti”.

La recomendación es que seas creativo, original, personalices, realices pruebas y luego midas las acciones como veremos más adelante.

3. Abusar del envío

Dependiendo de tu servicio, debes establecer una frecuencia que no termine por aburrir a tus usuarios. Si es un newsletter, quizás una vez a la semana basta, o dos veces al mes, lo importante es ser transparente y al momento de que la persona se inscriba, sepa el nivel de frecuencia con la que recibirá estos correos.

Por otro lado, si son promociones, no es buena idea excederse con más de un mailing a la semana o correrás el riesgo de que tus usuarios te marquen como spam.

4. No segmentar por listas

Si realizas una mala segmentación de tus campañas, lograrás que tus correos le lleguen a las personas equivocadas, lo que se traduce en una pérdida de tiempo, además cansarás a tu base de datos y lograrás generar una mala reputación.

Es por eso que debes categorizar a tus usuarios, para ello puedes ocupar distintos criterios, por ejemplo, si es un cliente que ya compró un producto “X”, quizás sea bueno tentarlo con un producto “Y” de la misma categoría, no el mismo que ya compró, o por preferencias de compras, historial de compras, etc. Una buena plataforma de envío de email marketing es capaz de ayudarte a organizar tu lista de contactos.

5. No medir los resultados

Si no sabes qué funcionó en el envío de tu campaña ¿cómo vas a optimizar en el futuro? este es uno de los errores más comunes y uno de los más graves: no medir los resultados de tu campaña de email marketing. Una de las ventajas del marketing digital es que puedes medir todo ¡No desaproveches esta ventaja!

Deberás tener en consideración las siguientes métricas importantes:

  • Tasa de apertura: porcentaje de apertura de todos los correos recibidos.
  • Tasa de clics: porcentaje de clics en el enlace en los correos.
  • Tasa de rebotados: porcentaje de destinatarios que no recibieron el correo.
  • Tasa de baja: porcentaje de destinatarios que cancelaron su suscripción.

Los porcentajes positivos de apertura varían dependiendo del sector, pero en promedio, con un 12% de apertura tendrás una buena señal.

Si quieres aprender más sobre esto, te invitamos a que escuches el episodio de nuestro podcast donde hablamos sobre email marketing con Martín Sánchez, representante de Doppler en Chile, una de las empresas líderes en email marketing.

¡Comparte si te gusta!