A pesar del indiscutible reinado de Facebook dentro de las redes sociales, la plataforma de Mark Zuckerberg no la ha tenido tan fácil estos últimos años. Con todo el caos de Cambridge Analytica Facebook se ha vuelto algo que muchas personas han preferido evitar por miedo a la falta de seguridad de su información personal, además con el nacimiento y popularización de otras redes Facebook se las ha tenido que ingeniar para seguir liderando en la industria y aunque su cantidad de usuarios y horas de uso de la plataforma han bajado aún siguen mirando al futuro para mostrar a las personas el por qué están donde están.

Todos los escándalos que ha sufrido la empresa durante los últimos años los ha llevado a la decisión de reinventarse para volver a conectar con los consumidores.

Cabe decir que la crisis de Cambridge Analytica es distinta al resto, anteriormente todas las crisis tenían relación con situaciones de su fundador, pero esta vez tiene relación con las prácticas de la empresa, por lo que renovar su imagen y comunicación es algo necesario y por supuesto, para nada sencillo.

El primer paso ha sido el Rebranding, cambiando su logo y forma de referirse a ella, pasando de ser Facebook a FACEBOOK.

Antonio Lucio, director de marketing de Facebook, declara:

“Hoy queremos actualizar la marca de la empresa a fin de mostrar los productos que provienen de Facebook con mayor claridad, buscamos distinguir mejor la empresa de Facebook de la aplicación de Facebook, que seguirá manteniendo su propia marca. El nuevo logo quiere aportar claridad y por ello usa una tipografía propia y mayúsculas”.

Esto significa que Facebook, la aplicación por ejemplo, mantendrá su logo y nombre de siempre, mientras que otras app como instagram que son parte de la empresa tendrán el logo nuevo y las letras en mayúscula.