Si hablamos sobre la industria de la comida rápida probablemente se nos venga a la cabeza la competencia entre dos gigantes como lo son McDonald’s y Burger King.

Históricamente esta competencia siempre se basó en sus estrategias de branding, campañas publicitarias y menús, pero desde el avance de la tecnología este pasó a ser un aspecto que se sumó a la competencia con el fin de aportar un valor diferencial a los servicios, a la experiencia del consumidor y poder generar ideas de cara al futuro.

Un ejemplo de ello son las pantallas táctiles que se encuentran disponibles en otros continentes con el fin de ahorrar los tediosos tiempos de filas. A fin de cuentas McDonald’s apunta a ser el amazon de la comida rápida apostando siempre a la innovación tecnológica en cada una de sus tiendas.

Dentro de la última tanda de compras empresariales de McDonald’s se encuentran una serie de compañías tecnológicas que forman parte de “las filas tecnológicas” que esta empresa de comida rápida ha ido adquiriendo con el tiempo para alcanzar sus objetivos.

Es más, su estrategia de venta es influenciada en gran parte a los datos directos de los consumidores, los que obtienen a través de estas tecnologías. Mientras más datos obtengan más acertados podrán ser en un sus decisiones comerciales.

¿Y la competencia principal de Mcdonald’s?

Pero Burguer King no se queda atrás, dentro de la misma estrategia de implementación de tecnologías realizaron una reorganización directiva y designaron al ex ejecutivo global de finanzas, Josh Kobza, como nuevo encargado global de desarrollo tecnológico. 

En un principio Burger King quería centrarse solo en sus pedidos vía smartphones o gracias a integraciones en sistemas de voz como Alexa, para meses más tarde meterse de lleno en las tecnologías en tienda al igual que lo hace McDonald’s.

Las Apps como principal caballo de batalla

De igual manera antes de comenzar con todas estas tecnologías dentro de los locales, los esfuerzos iban concentrados en mejorar experiencias de consumo e interacción a través de aplicaciones móviles. 

Ya hablábamos más arriba que Burger King se inició con las aplicaciones móviles, pero lo realmente interesante es que fueron los pioneros en el delivery mediante esta movilidad, incluso antes que McDonald’s, más aún si sumamos que Burger King lo hizo con sistema propio, mientras que el competidor lo hizo con aplicaciones de servicios externos como uber o glovo.