En la era digital la piratería ha sido un tema importante a tratar, equipos completos de personas se dedican a vulnerar los sistemas de protección de juegos, películas, softwares y otros para subirlos a plataformas con el fin de que la gente pueda descargarlos.

Sin embargo la flexibilidad y fuerte competencia dentro de los medios digitales ha obligado a las empresas a crear nuevos modelos de negocios para mantener las ganancias pero al mismo tiempo volver sus productos o servicios más accesibles a las personas, con esto logrando que las personas pierdan el interés en la piratería.

Según un estudio realizado por el departamento de juventud de la Propiedad Intelectual Europea el 51% de los jóvenes entre 15 a 24 años declaran no haber adquirido accedido a contenido pirata dentro de los últimos 12 meses. El mismo estudio del año 2016 indicaba que solo un 40% de los jóvenes no lo hacía.

La compra de imitaciones y falsificaciones a través de internet

Sin embargo lo anterior solo aplica a contenido digital, porque si hablamos de artículos físicos, tales como ropa, accesorios o calzados se presenta una leve alza de un 1% durante los últimos 3 años pasando de un 12% a un 13%.

Lo más interesante es que gran parte de los jóvenes reconoce que perdió su interés en la piratería ya que esto afecta directamente y perjudica a los artistas o creadores de dichos insumos.

Christian Archambeau, encargado de la investigación menciona:

 “A la hora de diseñar políticas y programas para proteger la PI en el futuro, tenemos que entender qué motiva a los jóvenes hoy en día. Nuestra serie de estudios realiza un seguimiento de los cambios de conducta y actitudes a lo largo del tiempo, lo que permite a los responsables de la formulación de políticas y a todos los que trabajan en el ámbito de la propiedad intelectual obtener una visión valiosa de cómo reaccionan las generaciones más jóvenes ante los derechos de PI, en línea y fuera de línea”