Las elecciones de 2016 en Estados Unidos no estuvieron exentas de polémicas, no solo por la naturaleza errática de uno de sus contendientes, sino porque como nunca en la historia, una máquina de propaganda planificada irrumpió en las redes sociales, como Facebook y Twitter. Según el medio Quarz, La campaña de Donald Trump gastó 56 millones de dólares en propaganda en Facebook, monto récord para una campaña en redes sociales.

Varios meses previos a las elecciones, Facebook se llenó de anuncios con fakes news y llamados a no votar en las elecciones. Para muchos, este factor fue clave para la derrota de la nominada demócrata.

En su momento, Mark Zuckerberg desestimó estas acusaciones, catalogándolas de exageradas, a pesar de que la data de 50 millones de usuarios de Facebook terminaron en una empresa ligada a la campaña de Donald Trump (Cambridge Analytica) la que elaboró perfiles sicológicos de los usuario con esta información. Esto generó un escándalo de proporciones. En esa oportunidad Zuckerberg fue llamado a declarar ante una comisión del senado norteamericano. 

“Creo que la idea que las noticias falsas en Facebook influyó en las elecciones de alguna manera, es una idea muy loca. Los votantes toman sus decisiones según su propia experiencia”

Mark Zuckerberg

Se acerca el 2020 y nuevas elecciones se avecinan en el país del norte, nadie quiere repetir lo que sucedió en el 2016 y para ello, Facebook ha aclarado que está trabajando para frenar las malas prácticas en su

Para ello, inició un grupo de trabajo por los derechos civiles y un centro de monitoreo para evitar intervenciones electorales, de ese modo quieren dar más fácilmente con los anuncios que contengan noticias falsas o llamados a no votar. Para combatir estos anuncios desinformativos, introducirán una nueva herramienta basada en inteligencia artificial.

Trabajaran con expertos en derechos electorales directamente para saber qué tipo de contenidos se deben eliminar para que no intimiden o reprendan a los votantes.

Pero eso no es todo, la red social también mencionó que prohibirá a los anunciantes de créditos, vivienda o empleo, discriminar por edad, género o código postal en sus anuncios.