Crisis. Luego que una decenas de grandes marcas declararan la retirada de sus anuncios en YouTube, Google salió al pasó disculpándose y mencionando nuevas medidas para proteger a sus anunciantes.

Pero, ¿qué fue lo que pasó? Todo comenzó con un reportaje de The Times, quienes detectaron que algunos anuncios de YouTube, aparecían en vídeos de terroristas y extremistas.

LEER MÁS | Google Mi Negocio permitirá chatear directamente con tus clientes

Uno de los primeros en retirar su campaña de YouTube fue el gobierno británico, luego de indentificar que algunos de sus anuncios fueron emitidos en este tipo de videos. El asunto es muy delicado, ya que esto significaría que el gobierno británico financió directamente (y sin saberlo) a estos grupos terroristas, pagando por aparecer en aquellos videos.

methodetimesprodwebbin0a2b1b36-0a8b-11e7-85f8-9e9ad2f5cb5c

Y no solo el gobierno británico ha retirado sus anuncios, también lo han hecho Audi, L’Oreal, McDonald’s, Banco Lloyds, HSBC y RBS. Una verdadera crisis.

Aprovechando la Semana de la Publicidad en Europa, Matt Brittin, director de Google en el continente se disculpó ante los clientes que se han retirado de YouTube. “Lamentamos que algo así haya ocurrido. No queremos que pase y asumimos la responsabilidad”.

google_2411628b
Matt Brittin, Jefe de Google en Europa

Además mencionó que aumentarán los controles para que estos anuncios aparezcan en videos con contenido apropiado. “Quiero presentar mis disculpas a los socios y clientes que se han visto afectados por la colocación de sus anuncios junto a vídeos de contenido polémico”, declaró.

LEER MÁS | Adiós a los CATPCHA molestos, Google presenta una versión invisible

Complejo eescenario

La tarea parece titánica: identificar los videos ilegales, retirarlos y distinguir los legales que no son aptos para publicidad de los que sí. Aquí puedes leer las medidas concretas que tomará Google para poder tener mayor control.

El tema no es menor si consideramos Havas, una de las grandes agencias del mundo gastó 580 millones de euros en publicidad digital solo durante 2016.