Con este truco podrás subir tus Live Photos favoritas a Instagram Stories sin ningún problema.

El 2015 Apple presentó las Live Photos junto al iPhone 6s. La idea era buena: fotografías en movimiento (el archivo guarda un extracto de audio y video), el problema ha sido la acogida en diversas plataformas.

Por ejemplo, Tumblr permite la subida de estas fotografías, incluso las puedes visualizar con movimiento y todo desde un computador. Solo debes mantener presionado el mouse en cualquier parte de la fotografía. Pero otras redes no: En Facebook puedes subirlas, pero solo verlas a través de un dispositivo que soporte el 3D Touch (iPhone 6s en adelante). Por otro lado, el servicio de fotografías en la nube de Google: Google Fotos, soporta este tipo de fotografías, mientras Twitter no.

http://thehassasin.com/post/158627649459


Este ejemplo de una Live Photo en Tumblr solo puede ser visualizado desde el dashboard de Tumblr, un punto negativo para este tipo de archivos.

LEER MÁS | Tumblr se actualiza para soportar las Live Photos del iPhone en su sitio

¿Qué sucede con Instragram? A pesar que la red social tiene una buena relación con Apple, esta todavía no es compatible con las Live Photos, al menos en un 100%. ¿Cómo es esto? Hay una forma de subirlas pero a Instagram Stories.

Live Photos en Instagram Stories

El truco es muy sencillo: solo debes seleccionar una fotografía en el Intragram Stories y luego presionarla levemente para transformarla en un Boomberang (video breve en loop). Así verás la fotografía convertida en una animación.

via GIPHY

Ahora, si quieres subir una Live Photo directamente a Instagram, lo más cercano a eso será transformarla a un video ¿cómo puedes hacerlo? gracias a una aplicación Google, llamada Motin Stills.

La app identifica todas tus Live Photos y las transforma a video o en GIF, a lo largo de los meses ha recibido varias actualizaciones, por lo que la calidad de imagen ha ido mejorando. Cuenta con un editor con el que podrás crear loops infinitos y hasta agregar texto. Además tiene un estabilizador que te sacará de apuros si tu “foto viva” tiene mucho movimiento.