En los últimos años la comunicación y el marketing digital han tomado cada vez más importancia en el mercado publicitario. Las marcas y empresas con mayor presencia y relevancia en Internet no solo aumentan sus ventas, sino que también también construyen una imagen valiosa en la web. Sin embargo, si no somos conscientes de la identidad que define nuestro negocio antes de empezar a comunicar, podemos confundir a nuestras audiencias. Por el contrario si tenemos una percepción clara de lo que se quiere lograr, proyectaremos una imagen clara y persuasiva.

La diferenciación es tener una estrategia. Ya no basta solo con levantar un sitio web, una fanpage, publicidad en Adwords o en redes sociales, es necesario construir el negocio como si se tratara de una persona y al hacerlo tener en cuenta cuál es el potencial cliente al que queremos llegar. Esto no quiere decir que una vez construida la identidad, esta no cambie nunca más, pero sí significa que los cambios tienen que ser justificados y distanciados en el tiempo. Para esto te daremos algunos tips que te ayudarán a construir una identidad y luego una imagen poderosa en la web.

1. Define una identidad

Primero, antes de que los demás se hagan una imagen de tu empresa, negocio o producto, define una identidad. Para aquellos que no estén tan familiarizados con el concepto, la identidad es el conjunto de rasgos y características que diferencian a una persona del resto y lo definen como un ser único. Muchos piensan en la identidad, como la forma en que otros te perciben, pero de hecho, es la forma en que te muestras ante otros lo que constituye tu identidad.

En publicidad y comunicaciones este concepto ha sido adoptado y aplicado para posicionar, personas, marcas y empresas.

Define a tu empresa como si fuera una persona, siempre teniendo en cuenta los objetivos que quieres lograr como negocio y quien es el grupo de personas al que finalmente quieres llegar. Determina la edad que tiene, si es mujer o hombre, los rasgos principales de su personalidad, sus valores, creencias y aspiraciones. Ya que todo esto es lo que en conjunto ayudará a construir una identidad que dejará huella en la web.

2. Construye la identidad visual

¿Qué imagen quiero dar? ¿Qué quiero que piensen cuando me vean?, si te has hecho estas preguntas en algún momento significa que eres un pensador estratégico. Es importante que definas los colores que representarán a tu marca (máximo cuatro), una letra (máximo dos) y un estilo gráfico (si ocuparas vectores, imágenes o ambas), pero cuando lo hagas debes pensar en lo que será del agrado de tu grupo objetivo primero y segundo lo que te agrada a ti, pedir la opinión de personas que consideres tus potenciales clientes te ayudará.

como-crear-mi-marca-personal-en-internet-google

3. Elige un estilo comunicacional

La forma en que hablas con tus clientes definirá mucho la relación que mantienes con los mismos, así como tu tienes un tono y un estilo propio para hablar, tu marca también debe tenerlo y debes pensar en tus grupo objetivo y lo que a ellos les agradaría y no en lo que a ti te gusta. Para esto siempre es bueno pensar en la marca como una persona, de esta forma será más fácil darse cuenta si esta es incoherente.

LEER MÁS | Qué es el Rapport y cómo puede ayudarte a concretar ventas

El truco es ser constante en el tiempo y no hacer cambios bruscos. También ten en cuenta que todas tus plataformas deben estar alineadas y que la atención al cliente offline también debe seguir la misma estructura.

4. Piensa que quieres lograr y cómo lo vas a hacer

Es importante antes de lanzarse a la web, tener claros los objetivos del negocio y adicionalmente lo que deseas lograr a través de redes sociales. Es distinto tener objetivos de ventas, a querer generar branding (hace referencia al proceso de hacer y construir una marca ) o engagement (puede asimilarse perfectamente a compromiso o implicación de los clientes con la marca).

es recomendable comenzar por el branding, luego potenciar las ventas y finalmente seguir con el engagement.

Por ejemplo si lo que quieres es dar a conocer tu marca (branding), llegar a la mayor cantidad de personas y construir una imagen en la web, es recomendable hacer una campaña de Display en Google o una campaña Publicitaria en Facebook Ads. Si lo que necesitas es potenciar tus ventas, una campaña de Google Search puede ser la mejor opción, así tus anuncios aparecerán directamente a aquellas personas que buscaron las palabras claves que definen tu negocio.

Si lo que quieres es la fidelidad de tus clientes, mantén tus redes sociales activas, si puedes contrata un community manager para que publique en ellas, recuerda que debe hacerlo desacuerdo a la identidad que previamente construiste. Es importante tener un estilo comunicacional claro y bien definido, esto permitirá que luego tan solo con que publiques algo con solo leerlo las ausencias lo asociaron con tu marca sin que esta se resaltada en el posteo.

LEER MÁS | Google Mi Negocio permitirá chatear directamente con tus clientes

Mientras estás recién partiendo, menos es más, no trates de abarcar más de lo que puedas manejar. Sin embargo, es importante que poco a poco vayas aumentando tu participación online.