En abril de este año, Apple lanzó un divertido comercial promocionando Apple Music. En aquel video podemos ver a Taylor Swift cantando un tema tan apasionadamente que se distrae y termina en el suelo.

El comercial se transformó en un viral instantáneo, siendo compartido por millones de personas. Por esto, no nos sorprende que desde Apple repitan la formula, pero esta vez con Drake.

LEER MÁS | Motorola vuelve a usar el Hello Moto en comercial que ataca directamente al iPhone

Para la “secuela”, el cantante aparece escuchando un tema de Frank Ocean mientras se ejercita, pero al quedarse solo cambia la canción (desde su iPhone 7) por Bad Blood de Taylor Swift. La canta y la baila tan ensimismado que también termina accidentado. El comercial finaliza con un Distractingly good” (“Distractivamente bueno“).

¿Qué te pareció el comercial? ¿Crees que este tipo de campañas es efectivo?