New Balance continua agudizando su crisis de marca. Hace un par de días cientos de usuarios comenzaran a subir fotografías a Twitter quemando o botando sus zapatillas de la marca

 ¿cómo pasó esto? 

LEER MÁS | CRISIS DE MARCA: La gente está quemando sus zapatillas New Balance ¿por qué?

Un representante de la compañía demostró su felicidad por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, señalando en una entrevista que ahora las cosas comenzarán a moverse bien”. Los ánimos están tan sensibles en el país norteamericano que sus declaraciones no pasaron desapercibidas y la gente se fue con todo contra la marca.

La marca respondió con un comunicado señalando su compromiso con la comunidad:

New Balance espero que todo quedará así y la gente comenzará a olvidarse del asunto, pero no contaban que grupos racistas declararan a sus zapatillas como el calzado oficial de la gente blanca.

Andew Anglin
Andew Anglin

Fue el bloguero Andew Anglin quién declaró las zapatillas New Balance como el “calzado oficial de la gente blanca”, además hizo un llamado a otros supremacistas blancos: “Es tiempo de ser New Balance ahora. Su valiente acto los convirtieron en la marca de la Revolución Trump”.

y continuó para peor, señaló que la marca será el “uniforme oficial” y la mejor forma de “identificarse” entre ellos.

Vaya golpe bajo para la marca, quién solo se defendió en Twitter con un escueto comunicado señalando que no apoyan “el fanatismo ni el odio en cualquiera de sus formas”

Resulta curiosa la calma con la que se están tomando esto desde la compañía: grupos de racistas y neonazis están declarando a tu marca como “uniforme oficial”, señalando que con sus ropas podrán “identificarse” entre ellos y ¿lo mejor que puedes hacer para defenderte es un tuit?

En estos momentos decenas de sitios web alrededor del mundo están escribiendo artículos sobre esto, la asociación entre nazis y New Balance quedará marcada en los resultados de búsqueda por mucho tiempo (¿Aló Dodot niños?). Quizás sea momento de tomar el peso a la situación y salir a tomar decisiones más audaces, porque lo que hemos visto hasta el momento resulta muy pobre.

¿Qué piensan ustedes? ¿está manejando bien New Balance su crisis de marca?