TERAPIA DE PAREJA

La Terapia de Pareja está centrada en que la persona se reconozca a sí misma, sepa lo que necesita y quiere en una relación de pareja y que conozca y reconozca a su pareja emocionalmente. Solo así tendrá las herramientas para conformar una relación de pareja satisfactoria.

Especialidades

La Comunicación

Conformar una pareja es un proyecto que la gran mayoría de las personas algún día elige esperando cumplir sus propias expectativas y las de su pareja, sin embargo no es un camino fácil, y muchas veces por no tener la información, la orientación necesaria se cometen errores que pueden dañar gravemente a la pareja e incluso provocar el quiebre.

A nadie le enseñan a ser pareja, se aprende a medida que conocemos a alguien especial para nosotros y nos relacionamos, teniendo como base nuestra historia personal y referentes. Hay una gran diferencia entre “Estar en Pareja” y “Ser Pareja” no basta con decir: Me case con ella o él, “Se Tiene Que Conformar”, no es suficiente, hay que actuar “Como Si, Se Fuera Pareja”.

Algunas formas para demostrar que amamos son: afecto físico, tiempo, regalos, servicios, refuerzo positivo, con estos actos demostramos que amamos, y es necesario conocer a nuestras parejas para saber como amarlas y jerarquizar según sus necesidades y preferencias y no según las nuestras. En “Centro Psiquis” realizamos Orientación para personas que se están conformando como pareja asesorándolos en esta nueva etapa y para parejas que llevan años.

No basta con amarnos, hay que demostrarlo, y muchas personas les cuesta expresar afectos, ya que no saben cómo, muchas veces porque no lo aprendieron, no lo recibieron, o recibieron afecto en forma equivocada. Conocer a la pareja y saber sus necesidades y preferencias es vital para una relación de pareja satisfactoria.

Infidelidad

Es una de las consultas más frecuentes en las terapias de pareja, ya que provoca crisis y ruptura en la pareja.

La infidelidad podría clasificarse en:

  • 1. Infidelidad Física
  • 2. Infidelidad Emocional
  • 3. Infidelidad Virtual(ha aumentado significativamente con internet y las redes sociales como el Facebook).
  • La persona que se siente engañada pasa por diversas emociones:

  • 1.Rabia
  • 2.Tristeza
  • 3.Decepción
  • Es un evento que quiebra los esquemas, muestra un futuro incierto, un cambio de proyecto de vida, los sueños se pueden transformar en pesadilla y quien fuera el ser amado puede pasar a ser un ser odiado.

    La infidelidad afecta fuertemente el autoestima de la persona engañada, la confianza se quiebra.

    La infidelidad mirada desde un punto de vista sistémico se podría ver como uno de los varios síntomas que puede enfrentar una pareja en crisis.

    Es un síntoma, como la fiebre en la infección. Si nos preocupamos de la fiebre y no de la infección, la enfermedad (infidelidad), podría volver a presentarse.

    En una sociedad machista la infidelidad de un hombre es más fácil de sobrellevar, (es más aceptada socialmente), la mujer en cambio es condenada y estigmatizada.

    Al hombre lo motiva a ser infiel de mayor manera el aspecto sexual, a la mujer en cambio el aspecto emocional.

    Entre las causas de la infidelidad más frecuentes se encuentran:

  • 1. Baja Autoestima, inseguridad (mostrar a uno mismo y a los demás que se puede tener más de una pareja).
  • 2. Falta de valores, la infidelidad como modelo familiar, vista como una conducta "normal".
  • 3. Desequilibrio emocional, conductas ambiguas, debido a una inmadurez emocional.
  • ¿Separarse o Perdonar?

    El dilema es el Futuro de la relación.

    Separarse: Es la solución más fácil, y la más usual, en la cual no se soluciona el conflicto.

    Perdonar: Involucra un proceso personal y en conjunto con la pareja, un proceso de arrepentimiento y disculpa, de aprendizaje, de resolver los conflictos, de cambios, que darán la oportunidad de que surja una nueva relación, más fortalecida, en la cual ambos integrantes de la pareja se ven favorecidos.

    Sugerencias:

  • 1.Evitar el contacto con el tercero "amante".
  • 2. Responder las preguntas que hace la pareja, sin caer en lo morboso, muchas veces la persona afectada necesita información para aclarar sus dudas para obtener tranquilidad y recuperar la confianza.
  • 3. Hablar del tema. Se dice que se supera una infidelidad cuando se puede hablar e incluso bromear sobre la situación vivida.
  • Generalmente al producirse una infidelidad, se genera una espiral de dolor del que se cree es muy difícil poder salir. Aparece la inseguridad acompañada de una emoción compleja, el miedo. Y con miedo, los seres humanos hacemos dos conductas: atacamos o arrancamos.

    Cuesta darle un sentido al sufrimiento debido a que estamos centrados en nuestro dolor, quedamos centrados solo en nosotros. Sin embargo, cuando logramos salir del ego, podemos darnos cuenta que muchas veces la infidelidad no es un lugar de origen, sino un lugar de expresión, expresión de una problemática más profunda.

    Celos

    Afectan tanto a la persona que lo padece como a la pareja, ya que su vida se ve controlada por sus emociones descontroladas, predominando la inseguridad, desconfianza, apego exacerbado, angustia, ira, llegando en varias ocasiones a la violencia psicológica y/o física.

    La pareja afectada vive una constante presión y control lo que la limita en su desarrollo personal, profesional y académico. Actualmente las consulta por Celos Excesivos se ha incrementado significativamente en Centro Psiquis, por el uso de redes sociales como Facebook, Whatsapp, entre otros, ya que son vías que facilitan el acceso a otras personas, estimulando los relacionamientos, afectando significativamente a las personas inseguras. Los celos provocan descontrol de impulso y son una de las principales causas de violencia en la pareja.

    Conflictos Familiares

    La familia de origen también es un factor que afecta la forma que nos comunicamos con nuestra pareja, ya que desde ella tomamos los modelos, las dinámicas, las formas de relacionarnos.

    Elegimos a nuestra pareja, la cual viene con una familia y en mayor o menor grado pasan a ser parte de nuestra familia, porque serán suegros, abuelos, tíos y primos, de nuestros hijos, con quien tendremos que relacionarnos en diversas ocasiones.

    Saber llevarse bien e integrar a ambas familias, es un trabajo que hay que realizar con buena voluntad y disposición, ya que si no se habla y organiza desde el inicio de la pareja, puede ser un factor de estrés y conflicto.

    Aprender que no es mi familia, ni tu familia sino, nuestra familia, la cual tiene nuevas rutinas, ritos y tradiciones es de vital importancia para la buena comunicación y el bienestar de la pareja.

    Violencia

    El sentimiento amoroso, la dependencia emocional o económica, el miedo a perder al otro, o a no contar con su sustento, son los motivos más frecuentes que se ven en la consulta psicológica, como argumento para aceptar las agresiones de la pareja.

    La mujer que sufre violencia muchas veces no puede reconocerla debido a que la minimiza o normaliza, le cuesta o no puede darse cuenta de su incomodidad y sufrimiento generando una especie de "anestesia emocional" por el daño recibido, lo que le permite su adaptación al maltrato. Le cuesta ver el peligro al que está expuesta, ni su propia capacidad para salir de la violencia.

    Las mujeres que mantienen vínculos tóxicos y violentos con parejas, ex parejas y familiares, lo cual las condena a una vida de infelicidad, angustia y maltrato, tanto para sí mismas como para los demás (en caso de haber hijos de por medio, los efectos inmediatos son

    Celos y control excesivo. Un vínculo violento suele comenzar por aquellas actitudes enmascaradas como amorosas y atentas, pero que contienen celos y control excesivo. La inseguridad la creencia que será engañado y abandonado hace que emerja el control. Esto se manifiesta a través demandas para controlar la vida real y las redes sociales.

    Descalificaciones: los malos tratos, humillaciones, burlas y descalificaciones son parte de la violencia psicológica que afecta el ánimo y deteriora el autoestima. Si nos dicen eres tonta, no sirves para nada, estas loca, es una evidencia de este maltrato.

    Manipulación y presión a través de diversos medios emocionales, y económicos: La manipulación con los hijos, con los errores cometidos, la indiferencia y la presión con el dinero son formas de violencia psicológica y la sensación de culpa creer que se merece la forma que la tratan es uno de las características de los agresores.

    Violencia Física: El descontrol de impulsos hace la violencia más evidente, desde amenazas gritos a empujones, golpes y romper y quebrar cosas.

    Generalmente la violencia suele comenzar en forma solapada primero con violencia psicológica, la cual es la más frecuente y la menos denunciada, comienza con bromas pesadas, sobrenombres, criticas a la vestimenta ironías, burlas, descalificaciones, insultos, amenazas, registro de cartera de teléfono y manipulaciones y va en aumento hasta llegar a la violencia física leve hasta grave.

    Las personas sometidas a violencia, presentan baja autoestima, falta de modelos apropiado, personalidad dependiente, y falta de autonomía, en cambio el agresor tiene una inadecuada formación generalmente machista y dominante, baja autoestima, inseguridad y muchas veces tiene problemas de alcohol u otras drogas.

    Las mujeres que sufren violencia están atrapadas en un circulo vicioso donde creen que su pareja cambiara, se sienten culpables y responsables del maltrato, creen que se merecen estar viviendo esta relación ya que ellas provocaron ciertas circunstancias, evidenciándose la baja autoestima que las caracteriza. Si se cursa los síntomas antes mencionados o se aprecia en las hijas o amigas se sugiere motivar a buscar ayuda psicológica.

    En los últimos años se han incrementado las consultas por violencia en la pareja y se registra un aumento significativo de violencia en el pololeo.

    Es necesario detener este flagelo que deja huellas físicas, sociales, económicas y psicológicas que son las más perdurables y las que se traspasan de generación en generación.

    Según un estudio en la universidad de Harvard el 70% de jóvenes encuestado dijo nunca haber tenido una conversación con sus padres sobre como evitar tener conductas de acoso hacia otras personas, el mismo porcentaje indico que le gustaría haber recibido información de sus padres sobre temas emocionales. Si queremos aportar a la disminución de las tasas de violencia y el abuso hasta la violación deberíamos como sociedad preparar a los jóvenes a las nuevas generaciones a amar partiendo por amarse a uno mismo, a valorarse y a respetarse, a no validar conductas culturalmente machistas, a elegir y a detectar con quién desarrollar relaciones afectivas sanas y potenciadoras informando y psico educando sobre la violencia y el acoso y el abuso sexual, no dejando solo el “no violar” como la única conducta reprochable en un hombre, previniendo con esto la violencia y el abuso. La violencia no es una condición ni una enfermedad es un aprendizaje cultural.

    RESERVA A TRAVÉS DE:

    Teléfono: + 2244-32-12
    Whatsapp: +569 400 606 90
    contacto@centropsiquis.cl
    Av. J. Miguel Claro 195, Piso 6
    Metro Manuel Montt

    *El horario y día de la consulta están sujetos a disponibilidad, nos contactaremos con usted para confirmar.

    O RESERVA AQUÍ