purga twitter

En Twitter están desesperados por demostrar que están haciendo los cambios necesarios para convertir a su red social en un espacio sin tanta odiosidad, noticias falsas, acoso y sin tantos bots ¿cómo pretenden lograrlo? mejorando sus políticas de convivencia y anunciando una gran purga para eliminar millones de cuentas falsas. 

Todo comenzó hace unas semanas, cuando varios usuarios de Twitter denunciaron que de la noche a la mañana estaban perdiendo miles y miles de seguidores. Notaron un patrón en común: todos los bots eliminados eran de tendencias conservadoras, lo que motivó a muchos a utilizar el hashtag #TwitterLockOut en forma de protesta por la purga.

Purga apolítica

Sin embargo, Twitter negó las acusaciones en un comunicado difundido por The Verge, en el que aclaran que “las herramientas de Twitter son apolíticas, y nosotros hacemos cumplir nuestras reglas sin orientación política. Como parte de un trabajo para mejorar la seguridad, identificamos algunas cuentas con aparente comportamiento automático o que violan nuestras políticas. Le hemos pedido a estos usuarios un teléfono para confirmar su identidad, es por ello que algunas personas han visto su cuenta bloqueada o suspendida”.

Leer más: Burrrd: la herramienta con la que podrás analizar cualquier cuenta de Twitter

Los usuarios reales que tengan problemas con Twitter, solo deben agregar un número para confirmar su identidad y todo vuelve a la normalidad.

Lo que busca la red social es cerrar todas las cuentas automáticas que pretenden ser personas reales, los tan populares bots. Estos son usados con varios propósitos, desde su venta para aumentar el número de seguidores de una persona, hasta esparcir propaganda de forma masiva y automatizada, generando retuits o compartiendo noticias falsas. Estados Unidos incluso ha denunciado a Rusia de mantener una red de bots con el propósito de influir en las opiniones de sus ciudadanos.

Los expertos dicen que el 15% de los usuarios en esta red social son falsos, un número que desde Twitter consideran exagerado, señalando que es mucho menor la cifra.

Desde ahora, no podrás utilizar una aplicación de terceros (Hootsuite, Buffer, etc) para publicar simultáneamente contenido idéntico en varias cuentas, no importa si estos tuits son ligeramente distintos o están programados para diferentes horas. Incluso las herramientas que permiten realizar retuits de forma masiva ya están prohibidos. De este modo pretenden frenar la inflación de un hasthag y así no termine convertido en TT de forma ficticia.

Los dueños de estas aplicaciones tienen un mes para adaptarse a las nuevas reglas. Si no cumplen, serán baneados. Si quieres leer todas las nuevas pautas de Twitter, puedes ingresar directamente a su blog desde aquí.